Desahogó

Actualizado: 20 abr

Entendí y asimilé que menos es más.

Hoy me di cuenta de que he perdido la motivación. Tengo 1 semana que no hago mis tareas y tengo varios días que mis proyectos no me quitan el sueño. Algo que para mí es un estado de alerta, ya que me siento (o me sentía) realmente conectada, segura y enamorada de mi propósito.


Cuestionando mi, estado caí en cuenta que una de las razones de mi desmotivación estaba ligado al querer hacer demasiadas cosas al mismo tiempo.

Todo este tiempo he querido simular como sí estuviera en la universidad sumando tareas diarias y diferente, pero me he dado cuenta de que en la vida real como autodidacta no es para nada igual.


Claro! habrán sus excepciones a la regla. Pero yo no formo parte de esa excepción.

Me he cargado de tanto y en tan poco tiempo que apenas me doy cuenta de que me toma cierto tiempo y práctica asimilar lo que estudio.

Lo único que obtuve estos últimos meses con esta rutina han sido, dolores de cabeza constante, el renacimiento de mi gastritis y muchos, muchos desfallecimientos en mis proyectos personales. dejando como protagonista a la DESMOTIVACIÓN.


Aunque más que desmotivada lo que me siento es perdida, después de adquirir hábitos llenos de sobre-esfuerzo descubrí lo insostenible que es, lo tóxico y adictivo que se había vuelto para mí.

1. Adictivo porque aprender algo nuevo me hace liberar cantidades industriales de dopamina.

2. Tóxico al querer hacer todo rápido y darme cuenta ir rápido solo me lleva sentir culpa extrema y a recordarme de que ''no soy suficiente''.

3. Perdida ya que quiero ir en todas las direcciones al mismo tiempo, lo que me lleva a ningún lugar.

Ahora, en la cúspide de mi blackout ¿Cómo carajos vuelvo a encenderme? ¿A caso tengo que volver a comenzar? ¿Entonces, por dónde comienzo? ¿Será que estoy en el camino equivocado? Estás como muchas otras han sido las preguntas que rondan en mi cabeza. Y luego de varios minutos meditando y dándome mi peptalk correspondiente descubrí esto.


Nuevos hábitos para implementar las próximas 4 semanas y poder así bajar las revoluciones.

  1. No hacer nada, absolutamente nada también es hacer algo.

  2. Necesito descansar un poco más y empezar a despertar sin alarmas.

  3. Tomar unos minutos del día para reflexionar, para escribir lo que estás pensando.

  4. Cuestionarte, ¿Qué es lo realmente importante? ¿Cuál sería ese primer paso que me daría la base para que todo lo demás fluya?

  5. Entender y repetirte, ‘’calma, no existe ninguna competencia. No existe una meta de llegada. No hay un tiempo establecido para lograr nada’’.

  6. Fluir y relajarme, reconocer el comento en donde quiero acelerar y sobrecargarme, entonces, respirar profundo y concentrarme solo en mi respiración, hacer mi ancla y traerme al presente.

Entender que el estar conectada y profundamente segura de mi propósito no me abstiene de tener días o semanas donde no me sienta segura y motivada. Lo único que importa en este momento para mí es el poder conocer mis tiempos, mi forma, y el poder ser más amorosa y empática conmigo misma y mi proceso.


Pues al final, como lo explico en ''Sumergidos en la era microondas'' no estoy en una carrera compitiendo con nadie más, solo mi imaginación me hace creer que voy tarde, que me estoy quedando.


 

Sobre la Autora

Mi nombre es Mayela Albano coach certificada por la IAC y la CLC como coach en practitioner y PNL. Entendiendo el poder en mi proceso evolutivo me doy cuenta de que las preguntas son una herramienta que todos deberíamos aprender a usar. Por eso todos los días estudio y me preparo para mejorar y actualizar técnicas y así ayudar a las mujeres que estén determinadas a generar un cambio en sus vidas y soliciten mi ayuda. Querer ser una mejor persona, tener resultados tanto físicos, espirituales y monetarios requiere de ayuda extra de un profesional. Me encantaría tomarme un café contigo, ¿saber quien eres?, ¿cuál es tu historia de vida?, y ¿qué estás dispuesta a cuestionarte?. Contáctame por mis RRSS @mayelaalbano2.0 @unaidearodando

20 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo